September 18, 2019

En la incertidumbre laboral más de 300 trabajadores de Prospera

 

*Debido a las nuevas reglas de operación del programa federal, habrá despidos masivos en Guerrero

 

Chilpancingo de los Bravo, Gro., 28 de Marzo de 2019.- Más de 300 trabajadores del Programa de Inclusión Social “Prospera” que manejaba la Secretaría de Salud (SSA) del estado, demandaron una audiencia al secretario, Carlos de la Peña Pinto, para que sean recontratados, debido a que hace algunos días les comunicaron de manera verbal que dejarán de trabajar.

En conferencia de prensa, dieron a conocer que habrá despidos masivos de personal del Programa de Inclusión Social Prospera a nivel estatal, ya que entre administrativos y personal médico, están en riesgo de perder sus empleos, debido al cambio de nombre de los programas, que implementa el gobierno federal.

De manera textual, dijeron “somos un grupo de trabajadores de programa ‘Prospera’, estamos representando a las siete regiones del estado, cada una con sus jurisdicciones, a nivel estado”.

Señalaron que su demanda principal, es tener una certeza laboral, debido a que el programa federal terminó el 31 de diciembre del 2018, pero cuando los contrataron el pasado 1 de enero, hicieron un contrato de 6 meses, que es de enero al 30 de junio, y que ahora les salen que el contrato ya se termina a partir del 30 de marzo del año en curso.

Alberto Ramón y Guadalupe Herrera, ambos trabajadores del sector salud, señalaron que unos 300 compañeros no tienen certeza laboral. Sin embargo, no se les respetarán el contrato porque de manera interna se les informó que terminaría el 30 de marzo, que no se presentaran a laborar, pero tienen miedo que sea una estrategia, para levantar un acta por abandono de trabajo, y que se queden sin trabajo.

Alberto Ramón dijo que sus superiores, les han informado que habrá recontrataciones a mediados del mes de abril, después de que se presentan las nuevas reglas operativas del programa.

En tanto, se les solicitó a los trabajadores a entrar en un receso laboral, lo cual, ha sido tomado por los propios empleados como una maniobra para reducir personal. En  el cual están en riesgo de perder sus trabajos, médicos, nutriólogos, trabajadores administrativos, trabajadores sociales y psicólogos, quienes fueron contratados por la Secretaría de Salud del estado.

Los inconformes señalaron que el programa era bueno, debido a que atendía a más de 500  mil familias de las zonas más pobres del estado, “al cambiar el gobierno federal la regla de operación del programa Prospera, no tenemos certeza que si podríamos ser recontratados por el mismo programa o quedamos sin empleos”, concluyó. (Por Baldemar Gómez)

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima