Los bloqueos no son la solución

Editorial

Lo preocupante para México no son los problemas en sí, sino la actitud de algunos ante ellos. Todavía existen grupos que ni siquiera se han entendido que una democracia se dirige por la voluntad popular expresada mediante el voto y no por bloqueos y chantajes de minorías, que muchas veces ni entienden a fondo las cosas. Por lo tanto, los maestros, padres de familia, organizaciones y sindicatos que realizan bloqueos ya sea a la Autopista del Sol o en las distintas carreteras de Guerrero, deberían saber ¿Cómo se sentirían si alguno de sus familiares perdiera el trabajo por llegar tarde al mismo; que un fin de semana que quieren pasear no pueden llegar a su destino; qué pasaría si algún familiar estuviera enfermo y tienen que llegar de emergencia al lugar donde se encuentran? No se trata de que seamos conformistas los demás o que seamos cobardes, simplemente que si quieren o queremos reclamar algo, estos reclamos no tienen que ir dirigidos ni atropellando los derechos de los demás ciudadanos. Al obstaculizar avenidas y carreteras lo único que están ocasionando es que esas pocas o muchas personas que en un principio los apoyaban les den la espalda, porque están perjudicando a gente inocente como los niños, a los cuales por tratar de respetar sus derechos de estudiar, ustedes mismos lo obstruyen al no dar clases.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima