Legalmente no son considerados como víctimas desplazados por la violencia: Mario Moreno

*Socialmente resultan difíciles de atender por no cumplir con los requisitos para acceder a programas sociales, lamenta el titular de SEDESOL

Chilpancingo de los Bravo, Gro., 28 de Noviembre de 2019.- Las familias víctimas de desplazamiento forzado por la violencia en Guerrero, “no son considerados como víctimas y socialmente resultan difíciles de atender por no cumplir con los requisitos para acceder a programas” sociales, dijo el secretario de Desarrollo Social del estado, Mario Morena Arcos al comparecer ante comisiones unidas del Congreso como parte de la glosa del Cuarto Informe de Héctor Astudillo Flores.

Al desglosar el IV Informe del gobernador Héctor Astudillo, ante las comisiones de Desarrollo Social y Adultos Mayores, Moreno Arcos dijo que combatir la pobreza “no es tarea fácil para nadie” y se han sumado otros factores como la inseguridad, “El factor seguridad que hoy por hoy representa un grave problema social que debemos combatir desde varios frentes, sobre todo ante la aparición de nuevos focos de atención que hace algunos años no existían.

Tal es el caso de los desplazados, quienes legalmente no son considerados como víctimas y socialmente resultan difíciles de atender por no cumplir con los requisitos para acceder a programas”, dijo Moreno Arcos.

Durante su comparecencia el lunes ante el pleno, el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame dijo que el gobierno ofrece apoyo humanitario a 748 personas de los municipios de Coyuca de Catalán, Zitlala (Quetzacoatlan de las Palmas), Chilapa, Apaxtla y San Miguel Totolapan establecidos en Atoyac, que se vieron obligadas a abandonar sus hogares por la violencia de grupos delincuenciales.

Además, de los desplazados de la sierra de Guerrero que se encuentran desde hace más de un año en Chichihualco (Leonardo Bravo), luego de hechos de violencia.

En su informe, Moreno Arcos dijo que el mayor logro “es que hoy los guerrerenses saben que no están solos” porque hay una coordinación entre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el gobierno estatal, “en una dinámica que se ocupa y permanece cerca, los escucha y traduce su demanda en compromisos y políticas públicas dirigidas a todos los sectores”.

Entre las acciones que se implementan para reducir la marginación y la pobreza, dijo, se encuentran: Bienestar de las Personas Adultas Mayores, Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida, y el programa de caminos rurales y construcción anunciado hace unos días por el presidente.

“Tenemos confianza en que estos avances se conviertan en la palanca para reducir de manera importante y significativa, las carencias que por décadas han oprimido a los guerrerenses”, dijo.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima